VIEJOS NUEVOS MODELOS. La recuperación de lo público a través del arte y la cultura

cartel mesaLa finalidad de las jornadas que se celebrarán en Santa Cruz es ofrecer a los profesionales canarios de la cultura la posibilidad de conocer el trabajo de los formadores en gestión cultural que mejor hayan interpretado los cambios de los últimos años. La experiencia latinoamericana, en cuanto a la praxis en el campo de la gestión y las políticas culturales, ha ido ganando adeptos como referente en la última década.

En este periodo de tiempo se ha pasado, especialmente el caso español, de ser referentes metodológicos a convertirnos en subsidiarios. Jorge Melguizo es una obligada referencia para todo profesional, aficionado en el diseño y desarrollo de propuestas comunitarias desde el arte y la cultura. Su experiencia en un escenario tan complejo como fue el municipio de Medellín y su capacidad para transmitir esos conocimientos hace de su trayectoria, una valiosa experiencia. En la actualidad, Melguizo pasa gran parte del año en la ciudad de Buenos Aires, asesorando al gobierno de esta ciudad y trabajando en proyectos urbanos integrales (hábitat e inclusión social) en las villas, que son los barrios en peores condiciones físicas y sociales. Melguizo es miembro del comité directivo de RESURBE, programa mundial de resiliencia urbana y ambiental, coordinado desde la Cátedra Unesco de Sostenibilidad.

Actualmente, es un consultor que recorre Latinoamérica, compartiendo los recientes procesos de transformación urbana, social, educativa y cultural de Medellín (Colombia), en los que participó como gerente del centro de Medellín (2004 – 2005), secretario de cultura ciudadana (2005 – 2009) y secretario de desarrollo social (2009 – 2010). La labor de Melguizo le hizo ser conocido como ‘el pacificador de Medellín’ pues para combatir los elevados índices de violencia de la ciudad colombiana multiplicó los lugares a los que se accede a la cultura. A diferencia del plan aplicado por Giuliani en Nueva York, Melguizo optó por la recuperación del territorio y por la convivencia.

Se descartó el incremento del control policial y la actuación en los barrios conflictivos se centró en la organización de actividades culturales, educativas y comunitarias, implicando a los ciudadanos. Los resultados, obtenidos a medio y largo plazo, fueron extraordinarios. Los índices de criminalidad se redujeron un 93 por ciento en un período de 20 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s