LA FUNCIÓN SOCIAL DE LA CIENCIA

La Cátedra cultural Pedro García Cabrera nos invita a debatir sobre la función social de la ciencia. El debate tendrá lugar el viernes 22 de junio a las 18.00 horas en el Ateneo de La Laguna y contará con la participación de Carolina Martínez Pulido, Verónica Martín Jiménez y Ginés Salido Ruiz como ponentes, y con Inmaculada Perdomo como moderadora del acto. A continuación Inmaculada Perdomo nos presenta su visión de ‘La función social de la ciencia’.

La presencia de la ciencia y la tecnología en las sociedades contemporáneas es generalizada. Vivimos rodeados de productos tecnológicos, desde los ordenadores que nos permiten conectarnos con el mundo a los teléfonos inteligentes, y el conocimiento generado por la ciencia permite resolver multitud de problemas, aprovechar los recursos naturales y energéticos de manera más eficiente y salvar vidas gracias a los espectaculares avances en las ciencias biomédicas. En este sentido, el progreso social ha venido de la mano del progreso científico y la historia de la ciencia así lo muestra. Pero la ciencia y la tecnología quedan inevitablemente asociadas también a los temores de la población ante los riesgos nucleares, a la denuncia por la contribución de ciertas tecnologías al deterioro medioambiental o al cambio climático y a los riesgos inherentes a las prácticas de la ingeniería genética, por citar sólo algunos ejemplos.

Es innegable que las actitudes públicas hacia la ciencia dependen de su supuesto papel social, de los niveles de alfabetización científica, de la adecuada comunicación de los avances y retos de la ciencia a la sociedad. La cuestión es básica: ¿Para qué es la ciencia? Y la respuesta suele ser también directa: sirve para ofrecer respuestas a la curiosidad humana sobre el funcionamiento del mundo, debe solucionar los problemas que requieren la puesta en práctica de las mejores habilidades cognitivas y pragmáticas,  debe mejorar las condiciones de vida de todos los seres humanos, y debe guiar nuestras decisiones en multitud de ámbitos. Mantener la autoridad de la ciencia es necesario, lo que requiere, además, un conocimiento adecuado de ella. La reflexión crítica sobre la ciencia permite avistar el papel de los valores (cognitivos y no cognitivos) en la configuración de las representaciones científicas del mundo y analizar qué tipo de conocimiento nos proporciona la ciencia. Lejos de las imágenes tradicionales de la ciencia como completamente verdadera, objetiva y neutral, hoy aceptamos que la ciencia proporciona modelos adecuados, aunque falibles y perfectibles, representaciones de la realidad, que nos permiten explicar e intervenir en el mundo. Y que la ciencia proporciona, además, un modelo de racionalidad para el análisis, evaluación y procesos de tomas de decisión en la sociedad y nuestras vidas en general.

Pero el debate suele ser más complejo y por ello, también, más necesario. Es innegable el papel central de la ciencia y tecnología en las sociedades actuales, pero es innegable también que el tipo de ciencia y tecnología que se desarrolla es un asunto decidible, y que las agendas políticas para la ciencia son las que diseñan el mapa general sobre qué investigaciones promover, qué proyectos financiar y cuáles, inevitablemente, quedarán en el olvido. Las preguntas: ¿Qué investigaciones o proyectos priorizar?, ¿es necesaria una mayor inversión en ciencias aplicadas o en la tecnociencia o Big Science?, o  ¿ha de mantenerse un adecuado nivel de financiación pública para la investigación fundamental?, surgen cuando analizamos críticamente las condiciones de posibilidad de la Ciencia y Tecnología actuales, ya no sólo como expertos sino también como ciudadanos en el contexto de las modernas democracias y más aún, en el contexto de crisis actual. La legitimidad y pertinencia de la pregunta: ¿Qué tipo de ciencia debe hacerse? puede entenderse como clave en el debate actual acerca de la Ciencia y  la Democracia y las propuestas de participación de la ciudadanía en los procesos de decisión como una demanda y necesidad de profundización en las modernas democracias.

Inmaculada Perdomo

NOS VAMOS A LA FERIA DEL LIBRO DE LA LAGUNA 2012

Gracias al apoyo que hemos recibido en nuestro stand de la Feria del Libro de Santa Cruz hemos decidido acudir a la Feria de La Laguna que tendrá lugar entre los días 7 a 10 de junio en la Plaza del Adelantado con horario de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas salvo el domingo en el que el horario será ininterrumpido.

Queremos sacar la Fundación PGC a la calle para que nos conozcas, para que descubras nuestras actividades y nos ayudes a difundir la obra de García Cabrera. Llevamos 20 años trabajando en la divulgación de la gestión cultural, la problemática social y la difusión de la ciencia. Si quieres saber quienes somos y que hacemos, pasa por la #feriadellibrolalaguna. Te esperamos.